Blockchain aplicado al derecho aeronáutico

Por: Andrés Esteban Naranjo


Estimado lector: le puedo asegurar que tanto usted como yo hemos empezado a escuchar palabras que no tenían ningún significado hace unos años o que implicaban un uso diferente (por ejemplo: app, internet de las cosas, la nube o Blockchain) como parte de conversaciones diarias y en razón a la globalización, la tecnología y la sobrexposición mediática, su uso ha pasado a ser imperativo.


En esta oportunidad lo invito a plantear el impacto de Blockchain en el sector legal, aplicado de forma específica al derecho aeronáutico. Para empezar, vale recordar que Blockchain traduce “cadena de bloques” y es precisamente eso: un registro compartido que inscribe y archiva transacciones de manera verificable, permanente y anónima, modificable únicamente con la intervención de todos los bloques que conforman la cadena. Con esto, la estructura compleja permite una seguridad sin precedentes en tiempo real, libre de riesgos de pérdida y sin intermediarios.


El primer sector que se apoyó en Blockchain, fue el sector financiero por la seguridad que sus transacciones supone, sin embargo, dada la efectividad y ventajas del sistema, se trasladó su uso a otras industrias.

Desde el punto de vista jurídico, Blockchain es una herramienta para mecanizar procesos y transformar las funciones del abogado, un ejemplo claro son los Smart Contracts (término acuñado por el jurista y científico Nick Szabo) que consisten en generar acuerdos en lenguaje informático inmutable unilateralmente que no está sujeto a interpretación posterior garantizando claridad, efectividad y ejecución automática. Podríamos hablar de otros usos de la herramienta, sin embargo, la discusión requiere y merece un espacio mucho más amplio que estas líneas: esta es una invitación.


Con relación al sector aéreo, la edición 96 de Strategy+Business de PwC presentó un artículo que estima el uso de Blockchain para aumentar los ingresos de la industria aeroespacial hasta en 4%. Según las cifras, los ingresos en 2018 fueron por US$838.000 millones (cifra en aumento) y se espera que el mercado demande unas 40.000 aeronaves en los próximos 20 años.


Por su parte la industria de MRO (Maintenance, Repair and Overhaul, por sus siglas en inglés, que traducen Mantenimiento, Reparación y Revisión) anualmente procesa 25.000 millones de piezas, agrega 3.000 millones de piezas nuevas, y cuenta con 20.000 proveedores que cubren 144.000 vuelos diarios. Socios de la industria MRO anunciaron una plataforma de investigación de la industria sobre el uso de Blockchain para rastrear y registrar partes de aeronaves, identificando la trazabilidad y trayectoria, entre otros.


Sentados ambos escenarios, para los abogados del sector aeronáutico resultará importante saber que los contratos de leasing apuntan a ser desarrollados en lenguaje informático, completamente formulados y ejecutados de manera virtual con un registro de las piezas incluidas en cada acuerdo, haciendo así más sencillo el inventario de la aeronave, sobre todo si se ejecuta la opción de compra por parte del arrendatario, así mismo los propietarios de las aeronaves verían mermados esfuerzos para individualizar y clasificar los bienes, reduciendo así los costos.


En materia institucional el uso de Blockchain agiliza y perfecciona procesos registrales y regulatorios, también armoniza información entre entidades para obtener datos confiables, ágiles y eficientes.

La reflexión anterior tiene por objetivo demostrar que estos cambios ya están sucediendo y teniendo en cuenta que el sector aeronáutico no depende enteramente del sistema colombiano, se está creando una necesidad de transformar nuestra labor.


Estoy seguro de que el número de abogados requeridos y su costo será cada vez menor. La clave está en lograr responder al llamado de manera efectiva para no ver relevados nuestros servicios, así como encontrar en estas propuestas, una oportunidad para (como han hecho otros oficios y profesiones) innovar y destacar.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo